Secado

En WOODIFY prestamos especial cuidado y atención al secado de la madera para que ésta esté en óptimas condiciones para su posterior aplicación bien sea para fabricar maderas de construcción, muebles, revestimientos de suelos y paredes, etc. Varias son las razones para secar la madera, la principal es evitar que el agua que contiene la madera se elimine cuando ya se encuentre en servicio.

Adicionalmente existen los siguientes motivos para su secado:

  • Disminución del peso
  • Cambios dimensionales (hinchazón y merma)
  • Incremento de resistencia mecánica
  • La aptitud para su elaboración
  • Ataque por hongos
  • Variación de conductividad eléctrica y térmica
  • Aislamiento acústico

Existen varias etapas de secado de la madera, la primera fase tiene lugar inmediatamente después de su aserrado y puede durar entre 4 y 12 meses dependiendo de su espesor.

Tras esta primera etapa la madera es introducida en secaderos artificiales de la totalidad del proceso; humedad, temperatura y estabilizado final de la madera, es controlado por ordenador.

Disponemos de calderas de biomasa de manera que todo el combustible necesario para este proceso procede del residuo generado en nuestras fábricas (serrín, biruta, leña, etc.)

El tiempo de secado artificial variará según la especie y el espesor puede durar entre 7 y 40 días.

El resultado final es una madera perfectamente seca (entre 8% y 11% de humedad final) un porcentaje que minimiza el riesgo de posibles movimientos del material en su posterior instalación en obra o fabricación de muebles.